Hay un viejo refrán que dice; “No hay mal que por bien no venga.”

 

 

 

Algunas veces en la vida hay mometos en que las circunstancias van totalmente en sentido contrario a como queremos que sean y nos frustramos, nos molestamos, incluso algunos hasta pierden la voluntad de seguir luchando.  Ese no es el caso del peleador de MMA Paul Bradley.

 

Bradley, quien probá lo que es la vida en la UFC en su participación en el programa “The Ultimate Fighter” en su séptima temporada, no está ajeno a lo que son las adversidades en su carrera.

 

Después de haber Ganado su pelea inicial dentro del programa, Bradley fué removido de la casa de “TUF” debido a una infección en su piel la cual era muy contagiosa.  Un tiempo después Bradley firmó con la ahora operada por Zuffa, Strikeforce, donde ganó su primera pelea.

 

Tras haber tomado una pelea en una división más arriba de su división natural, Bradley fué despedido por Strikeforce de una manera y en circunstancias muy extrañas.  Desde entonces Bradley ha estado peleando en carteleras regionales y se ha convertido en un experto de la auto-promoción y el mercadeo por la red social de Facebook donde no ha tenido escazes de apoyo de sus amigos y fanáticos del MMA.

 

Habiendo reunido una serie de victorias al hilo, casi ninguna llegando a la distancia, Paul Bradley recibió la llamada que ha estado esperando durante tanto tiempo—la UFC le ha ofrecido una pelea.

 

A última hora Bradley entra al Octágono a enfrentarse a Rafael Natal, un experto en Brazilian Jiu Jitsu con 12 victorias, siete de estas por submisión.

 

The MMA Truth en Puerto Rico alcanzó a Bradley pocos días antes de su pelea y esto fue lo que nos dijo:

 

Angel R. Cordero de TMT: Primero que todo Paul, gracias por tomar de tu tiempo para charlar con nosotros y felicitaciones por lograr llegar a la UFC.  ¿Cómo estás?

Paul Bradley: Me siento muy bien amigo, gracias!  En día de descanso hoy, este Sábado pasado tuve un combate y gané por submisión.  Hablando co mi manejador antes de la pelea sabiamos que el plan era entrar y salir de alli lo más rápido posible.  Creiamos que quizás después de esa pelea recibiriamos una llamada de UFC pero no pensé que fuera a ser tan rápido.

He estado entrenando por los últimos tres meses y me siento genial.  No hay lastimaduras, mis manos están bien y es tremenda oportunidad.

 

Entonces, vamos hacia atrás en el tiempo un poco antes de hablar de tu pelea.  El año pasado fuiste despedido por Strikeforce de una manera muy rara y en ese proceso, hasta el día de hoy, te he visto promocionándote tú mismo en las redes sociales y hasta vendiendo boletos para tus peleas.

¿Que significa para tí el apoyo de todos esos fanáticos quienes te siguieron ahora que tienes esta gran oportunidad de mostrar tus habilidades en la escena grande del MMA?

Significan todo para mí.  Los fanáticos en Facebook, gracias por el apoyo, los quiero a todos.  Estos últimos par de años han sido un camino muy duro pero seguí adelante y ahora estoy de vuelta en UFC.

Todo lo que sucedio en “TUF” y con Strikeforce, todo eso fueron bendiciones camufladas.  Hasta ese momento yo era puramente un luchador pero estos últimos par de años me han dado la oportunidad de mudarme a Minnesota y convertirme en un peleador completo de verdad.

 

Después de todo lo que sucedió con Strikeforce y la manera en que te despidieron—que en mi opinión fué muy poco profesional—y todo lo que has pasado desde entonces, ¿alguna vez te ha pasado por la mente que las mismas personas que te despidieron van a tener que verte entrar al espectáculo grande del MMA a la misma vez que ellos está básicamente a punto de desaparecer?

La situación con Strikeforce fué muy extraña.  Yo gané mi primer combate con ellos en las 170 libras que es mi división y después me pidieron que tomara una pelea contra Luke Rochhold, una de las estrellas nuevas en la compañía.  Era o tomar esa pelea o sentarme en un banco así que cuando llamaron de nuevo... Ya habían pasado seis meses entre pelas así que, tu sabes...

En realidad pensé que era una buena pelea y quizás debí haberla llevado al suelo aunque se convirtiera en una pelea aburrida pero yo entré allí y fuí tras él porque pensaba que era lo que Strikeforce y los fanáticos querían ver.  Nunca pensé que me fueran a cortar después de un 1-1 y dando un buen espectáculo.

Me despidieron tres meses más tarde, llamé a mi manejador a ver que era lo que pasaba y después de comunicarse con Strikeforce me dijo que todo estaba bien, que había habido mala comunicación con la oficina de San José, California, y se cometió un error.

Así que tome un par de peleas en otras organizaciones y entonces fué que nos enteramos que mi contrato en efecto había sido cancelado.  Hubo algo de deshonestidad; Quisiera que al menos me hubieran hablado desde el principio la verdad.

Las cosas pasan por una razon y al momento fueron malas pero me he convertido en mejor peleador a raiz de eso.

 

¿Qué fué lo primero que pasó por tu mente cuando recibiste el llamado de UFC?

Lo primero que pensé fué “estoy en forma, estoy listo.”  Es una grandiosa oportunidad y es lo que  he estado buscando por cuatro años desde mi aparición en “TUF”.

Me siento listo, vengo de una victoria por submisión y sin lesiones así que agarre la oportunidad y tengo planes de entrar allí y estropear a alguien.

 

Te enfrentas a Rafael Natal.  ¿Qué me puedes decir de este nuevo oponente?

En realidad ibamos a pelear en otra organización hace algunos años pero el se lesionó y la pelea nunca se materializó.  Yo se que es muy bueno en el suelo y muy fuerte.  Definitivamente tengo que tener cuidado en esas situaciones en el suelo con él.  Es un oponente peligroso pero sucede que me siento muy fuerte por esta pelea.

 

¿Este combate va a ser en las 185 libras verdad?

Si.

 

Un dato curioso es que Natal en realidad se iba a enfrentar a Constantinos Philippou quien entró a remplazar a Alessio Sakara quien tubo que retirarse de nuevo de una pelea en contra de Jorge Rivera que como sabes es mi paisano Puertorriqueño y eso ha traido mucha atención de los fanáticos locales hacia tí.

¿Algo que quieras decirle a esa fanáticada?

Tan solo quiero decirles gracias!  Tengo muchos amigos de Puerto Rico en Facebook y realmente aprecio todos los fanáticos que se han mantenido apoyandome.  Ellos me cargaron en las buenas y en las malas en mi carrera y les debo ser consistente.  Nunca me rendí y siempre supe que un día me daría la oportunidad de estar en el espectáculo más grande en el MMA mundial.  Así que, gracias a todos los fanáticos.

 

¿Estás planeando quedarte en las 185 o piensas bajar a las 170 después de esta pelea?

Yeah, right after this fight I’ll be dropping down to 170 where I belong.  Like I said, UFC wanted me to step up, I was willing to do that.  They actually called me three weeks ago to face Charlie Brenneman after his opponent fell sick with pneumonia.  It was supposed to be a catchweight at 175 on a four days notice but it didn’t fall through.

But they got back at me with this fight on two weeks notice and here I am.  Ahora es a un plazo de dos semanas y aquí estoy, listo para pelear.

 

¿Alguien en particular con quien te quieras enfrentar en las 170?

Hay varios peleadores, me gustaría vengar mi derrota contra Mike Pierce por ejemplo.  Más allá de eso en realidad no voy, no me gusta retar a nadie, solo me enfrento a quien UFC me diga que voy a enfrentar.  No tengo riñas con nadie, esto se trata de enfrentarse a la mejor competencia posible.

Así que, quien sea que me pongan de frente es con quien voy a pelear.  No rechazo peleas ninguna, no escojo mis oponentes, tomo la pelea que me ofrecen y creo que eso es lo que un verdadero peleador hace.

 

Tremendo.  De nuevo tengo que felicitarte porque tu has demostrado lo que ser persitente y no rendirse significa.  De veras admiramos eso en tí y te vamos a apoyar todo el camino.

Gracias Angel y gracias a todos los fanáticos y amigos en Puerto Rico.  Ustedes han sido no menos que perfectos en su apoyo incondicional para conmigo en las buenas y en las malas y nunca me dieron la espalda en momentos en que muchas personas le hubieran dado la espalda a un peleador.

 

Bueno después de la pelea tiene que venir a visitarnos acá en la isla.  Trata de buscar un bono porque si te ganas un bono entonces puedes venir y hacemos fiesta.

Bueno en realidad soy todo para acabar mis combates ahora.  Mis últimas peleas todas han terminado antes de la distancia y definitivamente voy en busca de un bono.  Definitivamente no van a escuchar la última campana.

 

¿Algún saludo que quieras enviar?

Claro, un gran saludo a la gente de GetSumFightGear.com quienes son mis auspiciadores para esta pelea.  A Rubén Chávez que es un amigo que me ha estado ayudando mucho. Punch Drunk Gamer quienes me han estado auspiciando en las peleas en las carteleras regionales y me han traido mucha atención.

También quiero agradecer mi equipo “Minnesota Mixed Martial Arts Academy” que han sino no menos que perfectos para conmigo.  Greg Nelson y todos mis compañeros de entrenamiento Nick Lents y Jacob Volkmann por ejemplo.  Gracias a la gente de Punch Gear quienes me hicieron sentir como en familia, muchas gracias!

 

Es un placer para mí y es un honor ser tu amigo en Facebook y poder apoyarte.  Estaremos pendientes a tu entrada en el Octágono este Sábado.

Gracias, les agradezo la invitación y que ayuden a promover esta pelea.

 

De parte de todos nosotros en The MMA Truth en Puerto Rico y todos los fanáticos del MMA alrededor del mundo, le deseamos a Paul Bradley nada mas que muchas cosas buenas tanto en su carrera como en lo personal.

 

Gracias por su lectura.

 

Originalmente publicado en The MMA Truth.

Síguenos en Twitter @MMATruth y en Facebook en The MMA Truth.

The MMA Truth y su contenido son auspiciados por Fight Soap, Giankarlo Photo StudioKimura MMA Apparel & Equipment, FIT - Fight Integrated Training, Weekend Warrior Clothing y la red FanVsFan